20 mayo, 2019 deccorarte 0Comentario

Queridos deccoartistas, ¿cómo estáis llevando estas primeras semanas de calor primaveral? Hoy en Deccorarte, vamos a combatirlo con la frescura de un nuevo talento que ha llegado para quedarse. Hablamos de Carlos Azañedo, a quien pudimos ver en Art Madrid 2019, de la mano de la Galería Jorge Alcolea. ¿Te atreves a seguir conociendo su obra?

El sonido de la ciudad

Como ya comentamos en el post dedicado a Art Madrid 2019, Carlos es un talento emergente que crece de la mano de Jorge Alcolea, y cuyas ciudades de trazo rápido y pincelada gruesa marcan su identidad como artista.

La perspectiva cuidada, los colores escogidos, los edificios abundantes, la gente corriendo, la luz (o su ausencia), los reflejos, el movimiento de los coches… todos los elementos de su obra nos permiten escuchar el sonido vibrante de la ciudad.

Los inicios de Carlos Azañedo

Cuéntame, Carlos, ¿cómo empezaste tu camino en esto del arte?

Desde pequeño he pintado siempre, y pintar es lo que más me ha conmovido, saca mi vena creativa…La pintura es mi forma natural de expresarme.

Durante mi etapa en el colegio también se potenció mi creatividad a través del dibujo y la pintura. Después estudié arquitectura, y la carrera de arquitectura también te da bastante formación artística porque se dibuja mucho: calles, naturaleza, desnudos, animales…me tomé muy en serio la universidad, la verdad.

Al final, siempre he realizado estudios relacionados con el dibujo.

Una forma natural de expresarse

La pintura es la forma más natural de expresar mis pensamientos.

Durante la etapa de la universidad no me dió tiempo a empezar mi carrera artística, aunque sí dedicaba los veranos a pintar, y almacenaba cuadros y dibujos sin darles salida. Al acabar la carrera, en Julio de 2017, decidí dedicarme un tiempo a la pintura, ver cómo me iba y qué ocurría después de la carrera.

Así es como fui sacando los cuadros que tenía almacenados, mis dibujos, y ví gente realmente interesada en mi arte. Me dí cuenta de que gustaba mucho.

Osaka fue el inicio del camino

Ese verano de 2018 me contactó una galería japonesa, y me llevó a exponer en el Museo Municipal de Osaka en una exposición de artistas jóvenes occidentales. Así es como empecé en este mundillo.

Poco después me surgió una oportunidad como talento joven en una Galería en Reino Unido, la Whitewall Galleries, en Septiembre del año pasado.

El paisaje urbano de Carlos Azañedo

Yo pintaba ciudades, como referencia por mi faceta arquitectónica, y me gustaba hacer dibujos más imaginativos, no copias. Todo ello me fue llevando al paisaje urbano en el que estoy ahora mismo inmerso. Este paisaje urbano lo realizo de forma natural, intuitiva, y por esta razón he seguido en esta línea. Además, las primeras entregas de mi trabajo se agotaron.

Sin embargo, en ese momento echaba de menos estar presente también en España, y una galería que me gustaba de hacía tiempo era la Galería de Jorge Alcolea. Me decidí a pasar por allí un día y me dió la oportunidad de hacer mi primera exposición individual en España. Le estoy muy agradecido por ello.

Hice esta primera exposición el 21 de noviembre de 2018, una fecha muy especial para mí porque es el cumpleaños de mi abuela. La exposición fue muy bien, con unos 25 cuadros, y un éxito de ventas.

Simultáneamente seguí exponiendo también en Londres, en Barcelona realicé otra exposición individual, etc. Y aunque en esos primeros momentos no sabía cómo iba a ir el mercado en España, la verdad es que salió muy bien y se vendieron casi todos los cuadros, gustó mucho. Como te puedes imaginar, yo encantado y la galería también 🙂

Ciudades imaginarias, ciudades eternas

Carlos, hemos visto que tus trabajos son principalmente ciudades, calles de una ciudad vistas desde tu prisma particular, a diferentes horas del día o de la noche…¿existe realmente esta ciudad?

No, son paisajes urbanos imaginarios. Busco reflejar cómo se habita una ciudad, más que una determinada ciudad, También la escala urbana, la velocidad, los reflejos… Todo lo intento plasmar.

La ciudad es el escenario y lo que busco es transmitir qué sucede, la gente, las luces, cómo se vive, los reflejos…Una ciudad grande, compleja. En realidad es un collage mental.

El collage mental de Carlos Azañedo

Sin embargo, aún siendo totalmente imaginario, sí que hay referencias a ciudades reales, obviamente. Hay ciudades que me sirven de inspiración: Madrid, la Gran Vía de Madrid, Nueva York…hago muchos dibujos a mano de las ciudades.

Así es inevitable ver reflejos de ciertas ciudades (reales) en mi obra, porque las tengo en la cabeza cuando pinto, por ejemplo, se pueden ver los taxis amarillos de Nueva York en alguna de mis obras.

Yo pretendo dar un punto más abstracto en mis obras.

La forma de ver el mundo de Carlos Azañedo

¿De dónde te viene la inspiración cuando te propones un nuevo proyecto?

La vida mía de artista no es una vida bohemia como la gente imagina, sino que trabajo bastante más que en arquitectura. Trabajo todos los días. Como decía Picasso, la inspiración te llega trabajando.

Al final, tu forma de pintar más el azar, es lo que abre un nuevo proceso, nuevos caminos, y de ahí viene la inspiración.

Ir evolucionando sobre una idea te permite encontrar un camino, desarrollar esa idea hasta que decides desarrollar otra.

Una inspiración diaria

Ahora yo voy evolucionando mi pintura dentro del tema del paisaje urbano, utilizando por ejemplo, distintos colores, distintas texturas, etc. Además, así también voy aprendiendo a pintar, a usar los materiales, el oleo…Va mejorando también mi técnica.

Al final lo que hay que hacer es empaparte de todo, desde que me levanto todo me va inspirando: las luces, un atardecer, cómo anda la gente, etc. Es la inspiración diaria. Una forma de ver el mundo.

Lo que cuentan los cuadros…

Cuéntame, ¿qué dice tu obra de tí? ¿Qué cuentan tus cuadros?

Realmente, una obra es un poco ver al artista en su esencia. Me gusta mucho el color, yo pinto con el color. Uso la paleta de color, las distintas gamas de colores…

Tengo una pincelada suelta que hace que los dibujos sean fluidos, rápidos, sueltos. Es un arte muy intuitivo.

En algunos cuadros incluso se podría ver una pincelada impresionista. No me regodeo ni entretengo en cosas si con 3 ó 4 pinceladas se entienden…

Soy impulsivo. Tengo mis cosas en la cabeza y las voy mezclando, es un poco como componer (música).

Todos los cuadros tienen distintos colores, distinta temática, distinta perspectiva…Y hay movimiento.

Al ser arquitecto mi formación se refleja en mis obras a través de la perspectiva, la fuga, la proporción de los edificios, etc…

Los dibujos emotivos de los abuelos

Dime un cuadro del que no te desprenderías y otro al que le tengas especial cariño, y ¿por qué?

Me quedaría con un cuadro de cada etapa, siempre hay algo que te gusta. Además, con una obra de cada etapa que vas pasando vas viendo tu evolución, los cambios.

Aún no tengo una obra “especial”, pero sí tengo dibujos de mis abuelos, que son muy emotivos, familiares…

El ejemplo perfecto de artista, Picasso

Si pudieras seguir a cualquier persona o personaje, presente o pasada, en redes sociales, ¿a quién seguirías y por qué?

Soy muy volátil, soy de seguir muchas cosas, la verdad. Varios perfiles de gente…

Por ejemplo, Woody Allen, me gusta porque es muy trabajador, vive por y para sus películas, me transmite en sus películas.

Picasso es otro ejemplo, fue un pedazo de artista. Es alguien que ha pintado siempre, siempre ligado al estudio, muy vinculado a las corrientes artísticas…

Tenía virtud, un don…es el ejemplo perfecto de artista.

Dónde podemos encontrar sus obras hoy

Actualmente y hasta el 4 de Julio, Carlos tiene en la capital la exposición titulada “La Luz y el Arte” en el espacio que la marca Vbospagna cuenta en la calle Villanueva número 13, en Madrid (@vbospagna), que os recomendamos ir a ver. Dejaros sorprender por las posibilidades infinitas de la luz y el juego que dan al artista, a sus obras y a los rincones de nuestras casas. Además, la entrada es gratuita.

Las fotos de este post se han tomado en la exposición de Carlos Azañedo en Vbospagna.

Además, podréis disfrutar también de su obra en Barcelona en la exposición colectiva con otros 16 artistas que presenta la Sala Nonell (@sala_nonell_bcn) hasta el 31 de Mayo, y en Londres en la Whitewall Galleries (@whitewallgalleries).

Para finalizar, queremos agradecer a Carlos el rato y la charla tan agradable que hemos compartido. Le deseamos mucha suerte en su carrera en el mundo del arte, y deseamos verle pronto en nuevas exposiciones, eventos, ferias… ¡Y el año que viene en Art Madrid y ARCO! ¡Qué ganas!
¡Suerte Carlos!
Mientras tanto, podemos encontrar a Carlos Azañedo en Instagram como #carlos.azanedo.
Todas las fotos han sido cedidas por el artista.
Si queréis más consejos o trucos, pinchad en Ideas para decorar tu casa. Para ver más post de casas completas que nos han encantado, pinchad en Interiores para inspirarte. Y si lo que buscáis es conocer a nuestros artistas favoritos, pinchad en Arte para decorar .

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *