25 febrero, 2018 deccorarte 18Comentario

Queridos deccoradores, hoy os quiero ayudar en vuestra elección entre estor y cortina. Voy a repasar con vosotr@s estilos, tipo de ventana, arquitectura y por supuesto tipo de habitación. Al final del post os he escrito algunos consejos “de madre” que me parecen bastante interesantes.

Lo primero de todo, ¿estor o cortina? ¡Vaya difícil decisión!. Si sois muy “fans” de una de las dos opciones lo tenéis fácil, pero si os encanta como a mí cualquiera de las dos… ¡hoy vais a salir de dudas!.

Elección entre estor y cortina, ¿Qué opciones tienes?

Pues como hoy en día “todo vale” en decoración, las opciones son infinitas… combinad estor y cortina con distintos materiales y en distintos formatos y acertaréis seguro.

Veamos qué nos aporta cada una de las opciones…

  • cortina: es una solución sencilla y funcional, sin perder calidez.

  • 2 cortinas: una de color y textura tupida combinada con otra de algún color clarito traslúcido, gana en elegancia, presencia, calidez, llena mucho el espacio.

    (Si te decantas por esta opción, combinar telas de textura distinta puede ser un plus de estilo)

  • cortina + estor: una cortina combinada con un estor clarito traslúcido, es una solución muy clásica e interesante si tenemos ventanas que nos permiten ambas opciones a la vez.

  • estor: es una solución más sencilla y funcional, compatible con estilos más actuales o modernos.

  • 2 estores: un estor de color combinado con un estor clarito traslúcido, gana en elegancia (frente al estor simple) pero es más ligero que la doble cortina.

Elección entre estor y cortina. ¡Te ayudo a decidirte!

Cuando los elementos arquitectónicos deciden por ti…

Si tienes la suerte de contar con un techo alto o simplemente quieres ganar altura visual porque tienes bastante distancia entre techo y ventana, es preferible poner cortina. Pero ten en cuenta que para eso necesitas margen (pared libre) a los lados de la ventana (esa pared será el espacio donde descansen las cortinas una vez abiertas). En caso de no contar con ese espacio, dejar las cortinas abiertas tapará la luz de la ventana en los extremos, ¡cuidado!. 

Otro aspecto muy importante y del que no podemos olvidarnos es el mecanismo de apertura de la ventana. Una ventana corredera es la mejor opción puesto que no determina el uso de cortina o el uso de estor. Pero no siempre decidimos cómo serán las ventanas de nuestras casas, así que, si tienes ventanas abatibles que abran hacia dentro, piensa que un estor va a estorbar la hoja de la ventana cuando la abras, por lo tanto, la opción cortina puede resultar más práctica. 

Finalmente, si la habitación o la ventana de la habitación son pequeñas, ¡cuidado con lo que eliges!, quizá una cortina pueda quedar desproporcionada. Pero, por el contrario, si la ventana es muy grande, te puede ocurrir justo lo contrario poniendo estores… si para tapar una ventana necesitas varios estores, quizá esta no sea la mejor solución para ti. Unas cortinas pueden ser una solución más limpia visualmente. Lo sencillo siempre es éxito garantizado en decoración.

Cuando tus necesidades deciden por ti…

Hay que ser prácticos… a veces a los deccoradores se nos olvida ser prácticos porque nos puede nuestro sentido de la estética. Lo sé y yo soy la primera que peco de ello… pero no nos olvidemos para qué sirve una cortina o un estor… Un estor o cortina sirve para modular la entrada de la luz, aislar del frío y sobre todo, darnos intimidad frente a las miradas indiscretas de nuestros vecinos… Así que, si necesitas ganar intimidad, la cortina te va a obligar en esos momentos a tenerla totalmente cerrada. Si has elegido una tela opaca, perderás toda la luz. Sin embargo, si has elegido un estor, este te permite la opción de bajarlo a media altura… (imposibilitando cotillear tu casa) y el uso en este caso del estor hará que no pierdas tanta luz. 

(Habitualmente los dormitorios son habitaciones donde se necesita más intimidad. Es necesario cuidar mejor este detalle.)

Otra cosa que sucede muy a menudo; un mueble interfiriendo en la ventana –una mesa de estudio por ejemplo, un banco-, en este caso no tienes más opción que poner un estor, la cortina podría chocar con el mueble y el efecto sería horroroso. O lo que es peor… que se adivine algún tipo de bulto -radiador- a través de la cortina. Si por casualidad se te pasó por la cabeza poner una cortina corta o cortinilla… bórralo de tu mente urgentemente… eso sí que está pasadídimo de moda. 

¿Y el estilo? ¿Y la habitación? ¿No influyen?

Por supuesto, todo afecta, para las habitaciones como el salón (más elegantes) o los dormitorios (más relajantes) a mí personalmente me gusta más la cortina. Cuantos más metros de tela, más acogedora y elegante se vuelve la estancia. Sin embargo, en una cocina o un baño, que son zonas donde hay humos o incluso suciedad, creo que es mucho más adecuado minimizar la tela que cubre la ventana. Incluso os recomendaría un estor tipo screen (tejido hecho con fibra de vidrio o hilo de poliester recubierto de PVC) fácil de lavar con bayeta. De nuevo, ¡intentad ser prácticos!. 

(Baño con estor tipo screen, más limpio e ideal para zona húmeda. Puedes encontrarlos pinchando aquí)

(En la cocina yo no pondría nunca una cortina, antes se ponían cortinas cortas pero sinceramente creo que un estor o screen es una opción más limpia y cómoda).

(En la habitación las cortinas dan un aire más cálido, romántico… puedes encontrar cortinas traslúcidas pinchando aquí)

No podemos olvidar tu estilo, por supuesto!. Si tu estilo es clásico, rústico o femenino o simplemente buscas un ambiente más acogedor, hogareño ó cálido mejor utiliza cortina en tus ventanas. No obstante, si te defines en un estilo moderno, minimalista o masculino, por ejemplo industrial o vintage, entonces es preferible el uso del estor o del screen.

Para terminar con la elección de cortina o estor os diré algo; a veces la mejor opción es no hacer nada, curioso consejo… pero es una verdad absoluta… no siempre el tipo de arquitectura o el tipo de ventana permiten este tipo de decoración… y poner tela puede resultar una gran equivocación… ¿Taparíais vosotr@s esta ventana?

¿Y esta otra?

Últimos consejos para la elección entre estor y cortina

Si tenéis peques en casa como yo, agradeceréis el uso del estor. Mis hijas se pasan toqueteando los estores a todas horas, con las manos sucias, ¡por supuesto!. Me viene genial poder dejarlos a media altura, lo suficientemente altos para que no lleguen con sus manitas “tocalotodo”.

Os voy a dar un consejito de madre, a mí me lo dió mi tía… si compras unas cortinas hechas (en Leroy Merlin, o en Ikea, o en Zara Home) y estás decidid@ a ajustarlas a tu espacio cortándolas, ¡cuidado! antes de colocarlas lávalas. Es muy posible que la tela encoja. Siempre corta después de lavar. ¡Cuidado!. Y no te pases cortando porque ahora se llevan las cortinas que arrastran ligeramente la tela en el suelo (mira la foto que he puesto para ilustrar la opción doble cortina).

Finalmente, si no estáis muy seguros… no tenéis claro si vais o no a acertar con las medidas o la colocación… yo os recomendaría que acudierais a un profesional. Hay muchas tiendas que te hacen las cortinas o estores a medida y los instalan. Yo lo hice así en mi casa. Para mí este tema es muy importante, y aunque supone un mayor desembolso económico, creo que merece la pena.

A raíz del blog he conocido una empresa que se dedica a la confección de estores y cortinas a medida. Se llama Cortinarte. ¡Os podéis imaginar porqué nos hemos puesto en contacto!. Están en Valencia. He hablado varias veces con ellos y me gusta el servicio que ofrecen, te realizan todo a medida y se pueden hacer pedidos online. Adicionalmente, y esto me parece buenísimo, tienen unos manuales de colocación de estores y cortinas que me han parecido fantásticos, aquí os dejo el link.

¿Qué os ha parecido el post? ¿Ya sabéis qué es lo que vais a poner en vuestra casa? Os cuento que yo en el salón me decanté por el doble estor y me quedó… ¡genial!.

Fotos de El Mueble y Plataforma Arquitectura y Nuevo Estilo.

No os perdáis el post de Decorar con flores secas.

Si queréis más consejos o trucos, pinchad en Ideas para decorar tu casa. Para ver más post de casas completas que nos han encantado, pinchad en Interiores para inspirarte. Y si lo que buscáis es conocer a nuestros artistas favoritos, pinchad en Arte para decorar .

Y ya sabéis, nos encanta leer comentarios y especialmente recibir vuestros emails en deccorarteblog@gmail.com.

 

18 comentarios sobre “Cortina o estor. ¿Ambos?

    1. Hola!, cualquier combinación de dos telas siempre te va a enriquecer muchísimo un espacio, ya sea dos cortinas, dos estores, cortina y estor o simplemente poner una manta en tu sofá. Espero haberte ayudado.

  1. Sin duda alguna ambos, pero según en qué ubicación y para qué los usaremos.

    Está claro que los dos dispositivos para ventanas son útiles y potencialmente decorativos.

    En mi opinión creo que comercialmente los estores están ganando mucho terreno a las cortinas tradicionales y creo que es principalmente por lo prácticos que son y(también importante) la sensación de espacio que dejan.

    Pero no siempre se quiere ampliar espacios, igual que no siempre se quiere ser únicamente práctico.

    En mi caso sí tengo que decorar las ventanas de un piso pequeño solo pondría estores, pero si tengo un salón amplio sale mi parte tradicional a flote y me decanto por las cortinas.

    Lo importante es tener gusto para ambos.

    1. Qué razón tienes!!!, además te diría una cosa… cada vez me gustan más las cortinas… me he dado cuenta que el efecto decorativo no tiene nada que ver… eso sí… hay que ponerlas muy actuales y de acuerdo a la deco de la casa que estés haciendo, cuando hay techos altos intento siempre poner cortina, quedan fenomenal!!!

  2. Me inclino por ambos. ¿Y por qué no podemos tener ambos a la vez?

    Las tradicionales cortinas siempre han tenido una presencia en la decoración muy diferente.

    Yo creo que no deberíamos de evaluar diferencias con fines discriminatorios cuándo en cualquier casa pueden coexistir ambos dispositivos para ventanas sin problemas.

    Es cierto que tecnológicamente el estor está mucho más avanzado por aquello del control de la luz y de fácil mantenimiento.

    Pero insisto que en términos decorativos unas buenas cortinas en tu salón (aunque tengas las ventanas del resto de la casa) con estores instalados, no desmerece para nada sino más bien todo lo contrario: dan variedad.

    1. Claro que sí! y si los puedes combinar también es una opción muy buena!!!, eso sí… yo lo único que pido de forma indispensable es que a los lados de la ventana tengamos espacio para que repose la cortina, lo que no me gusta nada de nada es que la cortina una vez retirada quede delante del cristal… eso no puede ser!!! lo primero es la luz…

  3. Sin duda alguna, jugar con ambas opciones es el mejor de todos los caminos que se pueden tomar.

    Pero personalmente se me antoja poco combinada para la decoración general de casa una mezcla entre ambos dispositivos.

    Aunque sobre gustos personales no hay nada escrito. En mi caso es que sencillamente que me he acostumbrado a los estores y aunque en el salón no los tengo enrollables sino del tipo paqueto, toda la casa transmite una gran sensación de amplitud gracias a ellos.

    Además el tiempo de limpieza no se hace tan largo porque la mayoría de ellos se limpian con una bayeta y un poco de agua y jabón.

    1. Hola Joan!!! pues yo era como tú antes, pensaba exactamente igual que tú (de hecho en mi casa no hay cortinas)… pero debe ser la edad… que cada vez me gustan más las cortinas y no me importa combinarlos… eso sí… con criterio… con tonos engamados o al menos con mismo tipo de tela… sea como sea… lo que tengo claro es que algo hay que poner… la tela viste muchísimo la ventana ¿verdad? si no parece que estamos en un almacén o en un local en lugar de una casa… jejeje

  4. Sin duda ambos sistemas pueden coexistir. Pero esta combinación es más lógico que ocurra en casas, no en oficinas donde las cortinas están ya en claro desuso.

    Salvo algunos despachos o salas de espera de corte clásico, se puede decir que los estores enrollables se han hecho los predilectos en los lugares de trabajo, cosa que tiene explicación porque en estos lugares las limpiezas tienen que ser más prácticas, menos sofisticadas y ya sabemos que en lo referente al mantenimiento del dispositivo, el estor es el que manda.

    En el hogar podemos optar por poner cortinas en el salón o en los dormitorios, lugares donde siempre se lucen mucho más y en ventanas como las de los cuartos de baño, cocina o habitaciones de los niños, el uso de estores va a ser siempre mucho más agradecido.

    En resumen: está bien guiarnos tanto por la parte práctica como por la decorativa en ambos casos.

    1. ¡No puedo estar más de acuerdo…! incluso te diría que a veces el ser práctico es más decorativo que el ser decorativo… el poner materiales, por ejemplo que envejezcan bien es fundamental… si pasado un tiempo tienes un estor o cortina preciosos pero se ven viejos y en mal estado… no va a funcionar decorativamente hablando… ¿no te parece?

      Gracias por comentar en el blog!!!

  5. Yo, por la influencia de mi trabajo como comercial durante casi 3 décadas ya y siendo testigo de la fuerte irrupción de los estores tanto en el ámbito doméstico como en el de todo tipo de interiorismo, (instalaciones comerciales, locales de venta, atrezzos, escenarios, escaparatismo, etc), llegué a la conclusión de que las cortinas acabarían por quedar relegadas a la mínima expresión.

    Sin embargo y tras ese “boom” que parecía tan revolucionario (no sin razones) poco a poco y coexistiendo con ellos, las cortinas vuelven a tener un área exclusiva en el mercado. No tan extensa como antes, por supuesto, pero ahí están como una opción tan importante como la de los estores.

    Y es que sobre gustos… Enhorabuena por el post!

    1. No puedo estar más de acuerdo!!!, yo también dudé sobre la existencia de las cortinas hace tiempo y pensé que desaparecerían. Tienes toda la razón!!!, menos mal que no ha pasado, sería una pena, la verdad!!!

  6. Buenas tardes, personalmente soy más partidario de las cortinas. Es una cuestión puramente funcional ya que creo que estéticamente ambas soluciones son igualmente buenas. La cuestión funcional es que en las cortinas al abrirse y cerrarse de forma horizontal son más cómodos que los estores ya que estos para abrir o cerrar la ventana hay que subirlos completamente y este recorrido suele ser mayor.

    1. Hola Jose Luis, totalmente de acuerdo contigo, aunque te diré que cada vez me gustan más las cortinas por un tema estético… me estoy decantando poco a poco…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *