14 junio, 2019 deccorarte 0Comentario

Queridos deccoradores, uno de los últimos proyectos que hemos realizado ha sido este precioso apartamento madrileño. Nuestro proyecto llevaba desde los años 80 sin ser actualizado. Cuando llegamos nos encontramos con un espacio dividido en 3 zonas: cocina, salón y habitación principal. Tres estancias muy pequeñas que carecían de practicidad. Después de mirar los planos de arriba a abajo, y condicionados por un muro de carga -que no se podía derribar-, decidimos dejar el espacio dividido de la siguiente forma: una zona con cocina integrada en el salón y una habitación con apertura al baño. ¡Espero que os guste!

Cocina integrada en el salón, las claves de la reforma

Como ya hemos comentado en post anteriores (pincha aquí para leer otros artículos relacionados), cuando queremos integrar una cocina en el salón es indispensable disimular los electrodomésticos. Lo óptimo sería panelar todos los electrodomésticos, aunque en esta casa por un tema presupuestario decidimos dejar la nevera sin cobertura. El efecto es infinitamente más limpio que dejar los electrodomésticos a la vista.

Un consejo que siempre es práctico es el siguiente: a veces decidimos poner demasiada decoración, y no es necesario, lo importante es tener alguna zona realmente terminada y con estilo. En decoración menos es más, siempre. Por ejemplo, en este salón hemos dejado un rinconcito totalmente terminado y de esta forma el espacio se ve bonito y sencillo.

Cortinas, cortinas y más cortinas, cada vez soy más partidaria de poner cortinas siempre que se pueda, el resultado en calidez y elegancia es incomparable al de los estores. Una buena tela y ya tienes el 50% de la decoración de tu hogar.

Habitación y baño integrado en la misma estancia

En esta casa he hecho varios descubrimientos de tiendas, Casa Viva (de donde he comprado el plaid y los cojines grises) y una tienda con la que literalmente me “topé” en Valencia que se llama Gifi. En ambas tiendas he encontrado buenos artículos, bonitos y con un precio bastante económico.

El elemento protagonista de la habitación es el precioso espejo dorado de El corte inglés.

Dejamos la habitación y el baño integrados en la misma estancia. Para ello, utilizamos una puerta corredera insertada en la pared (con casetón) como acceso a la zona húmeda. Con la siguiente foto se ve muy bien la distribución de la casa.

A los pies de la cama encontramos: el armario con espejo colgado en el lateral y la salida al patio de uso privativo. De nuevo cortinas. Me encantan las cortinas. ¿Será porque no tengo ninguna en casa?

Otro de los indispensables en una casa pequeñita es poner un espejo grande en la zona del baño.

Esta era una de esas casas antiguas que no tenía ducha ni bañera, imaginaos mi sorpresa cuando la ví. Tuvimos que sacar espacio de “debajo de las piedras”, para conseguir un baño bonito y práctico. En la siguiente foto, donde aparece el espejo dorado rectangular, sobraba un pequeño espacio. Ese también se integró en el baño.

 

Patio interior, perfecto para los amantes del aire libre

Finalmente mi zona favorita, el espacio por el que me enamoré yo de la vivienda: el patio. En este espacio tampoco es necesario grandes decoraciones… algo sencillo es suficiente.

Y hasta aquí nuestro post de hoy, espero que os haya gustado tanto como a mí, le hemos dedicado mucho tiempo y cariño y hemos dejado un poquito más de nuestra huella y personalidad que en otros proyectos.

Y vosotros ¿qué opináis de esta cocina integrada en el salón ?

Si queréis más consejos o trucos, pinchad en Ideas para decorar tu casa. Para ver más post de casas completas que nos han encantado, pinchad en Interiores para inspirarte. Y si lo que buscáis es conocer a nuestros artistas favoritos, pinchad en Arte para decorar .

Y ya sabéis, nos encanta leer comentarios y especialmente recibir vuestros emails en deccorarteblog@gmail.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *