16 septiembre, 2019 deccorarte 3Comentario

Queridos deccoartistas, ¿qué tal va esa vuelta al cole? Espero que hayáis pasado un estupendo verano y hayáis podido coger fuerzas para esta nueva temporada. Este año, el otoño viene cargadito de Arte con grandes e interesantes exposiciones que os iremos desgranando más adelante, pero hoy os traemos Arte en otra dimensión. La sublime exposición que alberga el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid sobre Balenciaga y la pintura española, es una de las exposiciones imprescindibles de este año 2019.

Si aún no la has disfrutado ¡todavía estás a tiempo!

 Vestido de noche, 1962

El Greco, San Andrés. Vestido de noche,1968

Una exposición diferente: Balenciaga

Desde el pasado 18 de Junio y hasta el próximo domingo 22 de Septiembre, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza de Madrid cuenta con una original exposición sobre la obra del maestro de alta costura Cristóbal Balenciaga.

El Museo Thyssen nos tiene acostumbrados a exposiciones inteligentes que se salen de lo habitual, y que nos hacen pensar más allá de lo que vemos. Sin embargo, en esta ocasión el museo se ha superado. La muestra de Balenciaga y la pintura española vincula 90 diseños del admirado diseñador vasco, con 56 obras maestras de la pintura española de los siglos XVI al XX, entre las que podemos encontrar obras del Greco, Zurbarán, Velázquez, Carreño de Miranda, Murillo, Goya, Madrazo, Zuloaga, Romero de Torres, etc. Un lujo de exposición, ¡se mire por donde se mire!

El Greco, La Anunciación. Abrigo, hacia 1960

El Greco y Jorge Manuel Theotokópoulos, Inmaculada Concepción

Conexión entre pintura y creaciones de Balenciaga

La exposición va vinculando de forma exquisita las creaciones de Balenciaga con las distintas pinturas españolas expuestas, relacionando unas con otras en función de texturas, formas, volúmenes, pliegues, estampados, bordados… o sencillamente por los tonos cromáticos.Todo ello hilado a su vez con la vida y obra del diseñador español, resaltándose sobremanera la influencia que las obras maestras de la pintura española ejercieron en sus creaciones, en su estilo.

Juan Bautista Martínez del Mazo, Doña Margarita de Austria. Abrigo, hacia 1939

Anónimo, Felipe II. Traje sastre, 1967

Conjuntos de noche, 1966 y 1963

El museo ha estructurado la muestra en función de los momentos o tipos de pintura a lo largo de los 5 siglos que abarca, y en cada sección podemos ver cómo las creaciones de Balenciaga encajan a la perfección con las obras escogidas, bien sea por los colores de la obra de El Greco, por los pliegues de Zurbarán o por los volúmenes de Goya, pareciendo evidente al espectador la influencia que los grandes maestros han tenido en las creaciones del diseñador.

La pintura de la Corte Española

Cabe destacar la exquisita influencia que ejerció en Balenciaga la ropa de la corte española de los siglos XVI al XX, haciéndose evidente en las creaciones de color negro (el color negro es el color por excelencia de las ropas de la corte española debido a la escasez del tinte negro en la época, lo que hacía que fuera un color exclusivo para el alcance de unos pocos). Balenciaga dedicó varias colecciones al color negro.

El Greco, Anunciación. Conjunto de noche, hacia 1967

Juan van der Hamen y León. Vestido de noche, hacia 1958

Influencers de moda

Entre las pinturas de corte que podemos disfrutar en la muestra destacan aquellas con imponentes vestidos y ropajes bordados. Estos bordados en los que casi se podrían contar los hilos (obras que rozan el hiperrealismo) nos hacen pensar no sólo en la complejidad del diseño sino también en la complejidad que dichos vestidos suponen para el artista que intenta plasmarlos en la pintura. De esta forma, la muestra de Balenciaga señala a los pintores de la corte española como auténticos diseñadores y transmisores de la moda de su época. Hoy en día incluso podríamos llamarles influencers.

Federico de Madrazo y Kuntz, Duquesa de Medinaceli. Vestido de noche, 1958

Antonio María Esquivel y Suárez de Urbina, La bailaora Josefa Vargas. Vestidos

Atribuido a Rodrigo de Villandrando, Retrato de Dama. Vestido de noche, 1954

Traje de chaqueta, década de 1950

Los orígenes humildes de un aprendiz

Cristóbal Balenciaga Eizaguirre nació en Getaria en 1895. De origen humilde, hijo de un pescador y de una costurera, llegó a ser el maestro entre maestros y considerado el creador del Arte en la Alta costura.

Rodrigo de Villandrando, Isabel de Borbón. Vestido de novia, 1957

 

Taller de Bartolomé González, D Margarita de Austria. Vestido de noche, 1961

Desde la infancia quiso ser modisto y ya desde entonces demostró sus dotes para el oficio. Fue la marquesa de Casa Torres, vecina de Getaria y madre de la que sería posteriormente la reina Fabiola de Bélgica, quien, impresionada por la habilidad del muchacho, se convirtió en su mecenas financiándole sus estudios en París en 1912.

Conjunto de noche de vestido y capa

Bodegón de Benito Espinós. Vestido y abrigo de noche

Bodegón de Benito Espinós. Vestido de noche, 1957

París como escaparate al mundo de la alta costura

En 1916 Balenciaga abrió un taller de costura y sastrería en San Sebastían, desde donde fue haciéndose un nombre, siendo en los años 30 ya reconocido a nivel nacional por la gran elegancia de sus creaciones. En 1937 abrió su atelier en París, sirviendo de escaparate al resto del mundo para los volúmenes y el corte casi arquitectónico de sus creaciones.

Francisco de Zurbarán, Santa Casilda. Conjunto de noche de vestido y abrigo capa, hacia 1962

Vestido de noche, 1958

Francisco de Zurbarán, Santa Isabel de Portugal. Vestido de ceremonia, 1960

Creador del Arte de la alta costura

Entre los estilismos que introdujo Balenciaga a la moda y a la alta costura se encuentran las faldas de balón, los vestidos saco, la manga murciélago o las caídas en forma de túnica, entre otros muchos. Fué un perfeccionista amante de las líneas, la forma, el color y la armonía, lo que hacía que Balenciaga dotara a sus creaciones de un halo extra de elegancia.

Vestido de novia de Carmen Martínez-Bordiú, 1972

Francisco de Goya, La Duquesa de Alba de blanco. Vestido de cóctel, 1955-1960

Francisco de Goya, La Reina María Luisa con tontillo. Vestido de noche, 1963

La última aparición pública de Balenciaga fue en 1971 en el entierro de Coco Chanel, falleciendo poco después en 1972 tras terminar el vestido de boda de Carmen Martínez-Bordiú con el Duque de Cádiz.

Agustín Esteve y Marqués, retrato de la marquesa de Marguini. Vestido de novia, 1957

Antón Raphael Mengs, La marquesa de Llano. Vestido de cóctel, 1956

Francisco de Goya, retrato de la Reina María Luisa de Parma. Vestido de novia, vestido de noche, vestido de novia.

Ignacio Zuluaga, retrato de María del Rosario de Silva y Gurtubay, Duquesa de Alba. Vestido de noche, 1954

Esperamos que hayáis disfrutado con esta exposición tanto como nosotras, y si aún no has podido acercarte a verla, vamos, ¡date prisa!. Es una apuesta segura y uno de los imprescindible de la temporada. Puedes comprar las entradas en la web del museo y así evitarte las colas. ¡Una última semana!

* Fotos propias.
Y tú, ¿has podido disfrutar de alguna exposición de Arte este verano? ¿Nos recomiendas alguna? ¡no dejes de contárnoslo! Mándanos un comentario con tus recomendaciones a deccorarteblog@gmail.com
Si queréis más consejos o trucos, pinchad en Ideas para decorar tu casa. Para ver más post de casas completas que nos han encantado, pinchad en Interiores para inspirarte. Y si lo que buscáis es conocer a nuestros artistas favoritos, pinchad en Arte para decorar .

 

 

 

 

 

 

 

3 comentarios sobre “Balenciaga, Arte en otra dimensión

  1. España en moda es actualmente una potencia mundial. Sin embargo, el buen gusto en el vestir empezó antes de Inditex! Balenciaga, Pertegaz, Berhanyer… Gustazo también el nuestro al leeros! Enhorabuena chicas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *